@Charliezard.gif
La calidad de las drogas empeora y Argentina impide testearlas
La ONU informa una tendencia mundial hacia la adulteración de las drogas. Argentina penaliza la tenencia de reactivos para testearlas. ONG’s denuncian que la estrategia salvaría vidas y avanzan por su cuenta. Hablamos con las organizaciones que permiten el acceso a la información y el cuidado de la salud que el Estado impide en medio de la tragedia por la cocaína adulterada.

«De todas las pastillas que testee, que fueron alrededor de 30, ninguna era pura. La única era de alguien que la trajo de España«, nos dice María Inés González Castro, Lic. en Trabajo Social y fundadora de Chill and Safe, una organización de reducción de daños marplatense que prácticamente reemplaza al estado como garante de la salud de las personas que usan drogas.

Éxtasis, MDMA, LSD, cocaína y otras sustancias ilegalizadas son adulteradas para estirarlas y garantizar la oferta que exige la demanda creciente. 

“Muchas veces el aumento en la adulteración de las sustancias tiene que ver con la búsqueda de maximizar las ganancias, pero hoy existen muy pocas herramientas para estudiar el problema con más detalle”, nos explica Patricio Liddle, Secretario de Juventud y Medios digitales de la Asociación de Reducción de Daños de Argentina (ARDA) y economista por la UNQ.

Cuando alguien compra éxtasis, espera consumir MDMA, pero puede adquirir pastillas con catinonas sintéticas, cafeína, anestésicos locales, 2C-B, anfetamina, pseudoefedrina, butilona y muchos otros adulterantes.

Así, quien compra una pasti para salir de fiesta, puede encontrarse con efectos como confusión, convulsiones, alteraciones hematológicas, ansiedad, arritmia, dificultades para conciliar el sueño, como reporta el Observatorio Interamericano sobre Drogas (OID) o una sobredosis.

Algo bastante diferente a los efectos estimulantes, sensoriales, empatógenos y desinhibidores que provoca una dosis promedio de MDMA durante 4-6 horas. Cuando una persona accede a una sustancia, lo hace porque espera un efecto determinado. Pero cada vez es más común que su deseo no se cumpla.

Tendencia a la impureza

La adulteración de drogas avanza y se complejiza constantemente, con una tendencia general hacia la disminución en la pureza de la mayoría de las drogas en los últimos 10 años, como explica un estudio de 2019 sobre adulterantes.

Aunque resulta difícil de comprobar, es altamente probable que la adulteración de las sustancias haya aumentado con el inicio de la pandemia y las restricciones de circulación e ingreso a los países. De esto dan cuenta las organizaciones consultadas para esta nota y también las de Colombia. Fronteras más cerradas, sustancias más adulteradas.

@Argenpills opinó sobre esto: “Sin duda disminuyó la calidad de las sustancias desde el inicio de la pandemia. Por eso mismo creo que estamos atravesando esta sequía”.

“Sin duda disminuyó la calidad de las sustancias desde el inicio de la pandemia. Por eso mismo creo que estamos atravesando esta sequía”.

EmiliaNO (AR) es dj de electrónica y usuario de sustancias psicoactivas. Le preguntamos cómo cambiaron las sustancias durante el confinamiento: “La pandemia arruinó todo. La cocaína en la pandemia fue lo peor de todo, porque habían quedado algunas pastillas y cartones de cuando se podían cruzar. Pero la cocaína, que se consume mucho más, se acabó mucho más rápido y hacían un desastre”.

También contó que “Andaban unas (pastillas) rolex que eran celestes y tenían un adulterante super tóxico. Yo tuve 2 en mi casa y cambiaron de color: de celeste a verde. Además tenían un olor muy fuerte, un peligro”.

Mientras que se complejiza el tráfico y escasean sustancias el consumo se dispara, como indicó la ONU en su Informe sobre las drogas de 2020. 

En Argentina no existen datos estadísticos oficiales sobre la adulteración de las sustancias ilegalizadas. Pese a que contamos con un Sistema de Alertas Tempranas (SAT) desde 2016, los análisis realizados por este organismo no son difundidos actualmente. Los únicos documentos publicados por el SAT argentino datan de 2018 y no están publicados en las páginas oficiales, sino en el OID. Ya volveremos sobre este tema más adelante.

La última noticia fueron 24 personas muertas y decenas internadas por cocaína adulterada en Buenos Aires y aparentemente en Rosario. A 5 días de la tragedia, todavía se desconoce cuál fue el adulterante en cuestión, lo que demuestra la carencia de patrones de investigación y protocolos de análisis. 

Según las suposiciones del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires por la reacción favorable de lxs internadxs a tratamientos de intoxicación de opioides, se especulaba que la sustancia adulterante podría ser fentanilo. Tras largas pruebas cromatográficas, se descartó el Fentanilo y todavía se desconoce cuál es la sustancia adulterante.

Analizar sustancias salva vidas

En un mercado ilegalizado, el control de calidad queda en manos del narcotráfico. Las personas que usan sustancias prohibidas quedan expuestas a los riesgos maximizados de los adulterantes. Las políticas prohibicionistas impiden el derecho a la información y a la salud de les usuaries.

Hoy se realizan análisis de sustancias en países como México, Colombia —incluso con financiamiento público—, Chile, Alemania, España, etc. La estrategia no es nada nueva, incluso está entre los abordajes de reducción de daños recomendados por diversos organismos internacionales como, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Testear es una herramienta de salud pública que permite que las personas que usan drogas conozcan la composición de lo que van a consumir, pudiendo recibir información que les permita aumentar cuidados y disminuir riesgos”, explica el Proyecto de Atención en Fiestas (“PAF:  una cachetada al malviaje”)

Para conocer lo que contiene una droga ilegalizada, se realizan testeos de menor o mayor complejidad. Los de menor complejidad son los tests colorimétricos, que permiten conocer la presencia o no de X droga. De mayor complejidad son los análisis de laboratorio que permiten un conocimiento detallado de las sustancias presentes y su concentración.

Ilustración de @Charliezard.gif

Los reactivos colorimétricos son sustancias químicas que reaccionan cambiando de color al interaccionar con una pequeña muestra de la sustancia que se está analizando. Los reactivos más conocidos son Marquis, Mandelin y Mecke. El cambio de color indica el contenido de la droga.

“Si bien los reactivos colorimétricos brindan sólo un análisis presuntivo sobre la presencia o no de un número limitado de sustancias, permiten que las personas tengan más información sobre lo que de otra manera iban a ingerir a ciegas”, nos adelanta Patricio Liddle.

¿Se realizan estos testeos en Argentina? Sí, pero son ilegales. Algunas de las sustancias necesarias para fabricar tests colorimétricos —el ácido sulfúrico, por ejemplo—  están controladas por la Ley de Drogas 23.737 y ocurrieron casos de persecución a personas que testean.

Preguntamos a organizaciones de reducción de daños cuáles son las consecuencias de la ilegalidad de los testeos en nuestro país.

“Nos parece una locura completamente demencial que una herramienta que puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de una persona esté prohibida. Debería ser de libre acceso”, opinaron desde la página de instagram @argenpills, (que no depende del histórico foro).

Lo que pasa por la imposibilidad de testear, es que se maximizan los daños. “Las consecuencias inmediatas pueden verse directamente en un aumento de los riesgos asociados al uso de drogas y consecuentemente en el sistema de salud, que recibe intoxicaciones evitables cuya prevención ahorraría recursos y espacio”, comenta Liddle de ARDA.

Ina de Chill and Safe nos dice: “Las sustancias suplantadoras son más neurotóxicas y de menor calidad que lo que la persona cree que compró. Y si tiene que ir a una guardia por una emergencia, no sabe qué consumió y por ende ellos no saben muy bien cómo actuar”.

Camilo Obregón, responsable de Relaciones Internacionales y cofundador de la ONG Reduciendo Daño de Chile expresó que “En Chile la situación afortunadamente es distinta, poseer ácido sulfúrico no es ilegal ni tampoco otros componentes que se requieren para elaborar los reactivos, lo cual nos ha permitido tener además una amplia gama de ellos, hoy contamos con mas de 10 distintos tests”.

Todas las muertes por drogas adulteradas son evitables si las personas conocen de antemano la composición de lo que van a consumir. De hecho, cuando las personas testean una sustancias y se encuentran con un resultado inesperado, tienden a no consumirla. Como detalla una investigación sistemática de 2021 sobre estudios relacionados con el análisis de sustancias: se comprobó “mayor intención de no usar la sustancia analizada si los resultados del análisis eran inesperados”.

Desobediencia civil y análisis de sustancias: la experiencia de las organizaciones de reducción de daños

En ARDA siempre decimos a modo de chiste que jamás testeamos ni volveríamos a testear”, ironiza Liddle. La organización realiza testeos de sustancias desde principios de los 2000. “siempre ha sido una prioridad para nosotrxs poner este tema en la agenda pública”, completa.

Desde el Centro de Estudios Avanzados en Drogadependencia y Sida (CEADS), que dirige la Dra. Silvia Inchaurraga, también integrante de ARDA, presentaron un proyecto de ordenanza en 2016 sobre reducción de daños y análisis de sustancias en ambientes de nocturnidad. La ordenanza se aprobó, pero el concejo municipal se negó a implementar los testeos.

“Es importante que la sociedad entienda que las políticas punitivas sólo empeoraron los problemas relacionados a las drogas, y que el Estado podría reorientar parte de la enormidad de recursos que gasta en perseguir a usuarixs para volcarlo en políticas alternativas como los testeos”, opinó el Secretario de Juventudes y Medios digitales de ARDA.

Quienes administran la cuenta de instagram @argenpills nos comentaron sobre su trabajo: “Contamos con reactivos de prueba colorimétricos y conforme nos van llegando muestras de diferentes sustancias desconocidas o drogas de diseño para testear, hacemos un reporte lo más detallado y simple posible”.

“Si son comprimidos tomamos las dimensiones con una regla de precisión, luego pesamos el comprimido en una balanza digital y redactamos una breve pero precisa descripción de cómo se ve esa droga de diseño. A veces, dependiendo como vengan los polvos, utilizamos el método de cromatografía de capa delgada para ver si se encuentran elementos que resaltan por su volumen”, explican desde el grupo que realiza alertas psicoactivas y análisis de sustancias que publican en su cuenta.

Ina de Chill and Safe nos cuenta que también trabajan con tests colorimétricos y aclara que “Por desgracia, como son sustancias controladas por ANMAT, se transforman en algo caro porque hay que traerlos de afuera”.

“Lamentablemente en Argentina estamos bastante atrasados en política de drogas respecto a otros países. No nos queda otra que luchar y la desobediencia civil. No queda otra porque de esta manera se salvan vidas y se pelea por un derecho”, expresó la fundadora de la organización de reducción de daños de Mar del Plata.

Quienes están detrás de @argenpills nos detallaron los datos que obtuvieron de las pastillas que analizaron: “según las muestras que nos llegaron, un 75% de los análisis con reactivos colorimétricos dieron positivo para MDMA en diciembre y en enero el porcentaje bajó al 60%”. 

Los números que informa @Argenpills parecen bastante positivos, pese a la caída de Enero. Podríamos intuir que existe un sesgo en la calidad de las pastillas que pueden adquirir las personas con los medios para enviar una muestra de la sustancia por correo para que la organización la analice.

¿Qué está haciendo el Sistema de Alertas Tempranas (SAT) en Argentina?

Un SAT es una red multidisciplinaria e interinstitucional que trabaja para detectar e identificar tendencias de las nuevas drogas sintéticas para guiar políticas basadas en evidencia y posibilitar respuestas oportunas. Es uno de los abordajes de reducción de daños recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y exigido por nuestras leyes nacionales hace por lo menos una década.

Desde este sistema se debería detectar y difundir la información de alerta sobre sustancias amenazantes para la salud pública, con comunicados dirigidos a usuaries que puedan alertarlos sobre potenciales riesgos y daños.

En Argentina, como dijimos, existe un SAT desde 2016, pero actualmente se desconocen sus funcionarixs, objetivos y acciones. MATE intentó contactar al Sistema de Alertas Tempranas y al Observatorio Argentino de Drogas para este artículo, pero no obtuvimos respuestas.

Gabriela Torres: “A partir de que SEDRONAR deja de ser un organismo que tiene a cargo el narcotráfico, todo lo que es el SAT y alerta temprana pasó al Ministerio de Seguridad de la Nación, por eso no lo encontras en la página de SEDRONAR. (Ahora está en) el área de narcotráfico del Ministerio de Seguridad”.

Consultada personalmente, Gabriela Torres explicó a MATE que “A partir de que SEDRONAR deja de ser un organismo que tiene a cargo el narcotráfico, todo lo que es el SAT y alerta temprana pasó al Ministerio de Seguridad de la Nación, por eso no lo encontrás en la página de SEDRONAR. (Ahora está en) el área de narcotráfico del Ministerio de Seguridad”.

Resulta por lo menos polémica la decisión de desplazar el SAT al área de seguridad. También es llamativa la ausencia de esta institución en la difusión de alertas o, al menos, datos sobre la información que recolecta.

Según la información disponible en la página oficial del Ministerio de Seguridad de la Nación, al interior de la Dirección Nacional de Lucha contra el Narcotráfico, funcionan programas fragmentarios que podrían relacionarse con la labor del SAT:

  • Programa de estudios de caracterización y de composición química de estupefacientes.
  • Programa de estudios de precio, pureza y potencia de estupefacientes.
  • Sistema integrado de investigaciones judiciales sobre droga (SISDRO)

En esta coyuntura donde la adulteración es ley, resulta vital reconocer la importancia del análisis de sustancias como estrategia de salud pública que salva vidas y los sistemas de alerta temprana como una herramienta para informar públicamente con el fin de reducir los impactos sobre la salud de las personas que usan drogas.

Es necesario establecer una vía legal de análisis de sustancias y poner tests colorimétricos  al alcance de les usuaries para conocer el contenido de las sustancias que deciden usar.

¿Qué debería hacerse con las drogas?

Con tu apoyo hacemos periodismo que cuestiona la salud moral del prohibicionismo.

Periodismo sobre sustancias psicoactivas con enfoque de derechos humanos. Dosis de información que expanden la conciencia.

MATE es producción de Mateína Comunicación. Derechos compartidos. 2022.

Con tu apoyo hacemos periodismo que cuestiona la salud moral del prohibicionismo.

Periodismo sobre sustancias psicoactivas con enfoque de derechos humanos. Dosis de información que expanden la conciencia.

MATE es producción de Mateína Comunicación. Derechos compartidos. 2021.

Compartir por Email