fbpx
Entre Ríos: Jefe de policía plantea “tener cuidado” con autocultivo
La declaración fue en una entrevista televisiva del martes 29 de junio, al ser consultado por la interacción entre la Ley de Cannabis Medicinal y la Ley de Narcomenudeo que rigen en la provincia. «se puede mezclar con lo que es el narcomenudeo», afirmó el comisario general. Ante el pronunciamiento de la autoridad provincial, desmenuzamos la declaración y apelamos a la formación policial en las nuevas normativas cannábicas.

Finalmente las autoridades del Estado provincial se pronunciaron respecto al régimen legal del cannabis en Entre Ríos. Pero las declaraciones no fueron tan alentadoras, sino que, más bien, generan más preocupación.

Se trató del Sr. Jefe de la Policía, Gustavo Maslein, en una entrevista televisiva en el programa Cuestión de fondo el martes 29 de Junio. El comisario general de la policía de la provincia, se refirió, entre otros asuntos de seguridad pública, a la implementación de la Ley de narcomenudeo y sus posibles choques con la, ya vigente, pero aún no reglamentada, ley N° 10.894, que crea el Régimen de Accesibilidad al Cannabis con Fines Médicos, Terapéuticos y/o Paliativos del Dolor en Entre Ríos.

¿Tiene opinión sobre la sanción y aplicación de la Ley del Cannabis Medicinal, pese a que aún no está reglamentada? A su entender, ¿no colisiona con la Ley de Narcomenudeo o considera que son avances de la sociedad que hay que trabajarlos?, le preguntó el periodista Daniel Enz.

“Por supuesto que si el aceite de cannabis es bueno, que se use… no estamos en contra de eso. Lo que hay que hacer es un estudio muy profundo en cuanto a las plantaciones, cómo las van a hacer, cómo se va a reglamentar; si la va a dar el Estado o la va a hacer alguien en especial. Por ahí hay que tener cuidado si se abre el abanico a que cualquier vecino tenga sus plantas. A eso, me parece, hay que tener cuidado; porque se puede mezclar con lo que es el narcomenudeo”.

Respuesta en minuto 15:20 a 16:15.

En base a dichas declaraciones es necesario desmenuzar al menos tres puntos que considero los más destacables.

  1. El jefe de la policía dio un visto bueno hacia el consumo de aceite de cannabis, un punto sobresaliente, habida cuenta que durante décadas el consumo de cannabis fue mirado con recelo por las fuerzas de seguridad, y hoy en día, al menos se le reconocen oficialmente propiedades terapéuticas, las cuales continuamente se descubren en el campo de la ciencia. Sin embargo, vale destacar que la ley (N° 10.894) de cannabis medicinal vigente en Entre Ríos no solo reconoce el aceite de cannabis como derivado de uso medicinal, sino que norma el acceso a “la planta de cannabis y sus derivados”; lo que reconoce el uso de flores, ungüentos, macerados, aceites, tinturas, etc.

  2. Maslein es el único funcionario de seguridad de alta esfera que se manifiesta públicamente respecto a la ley de cannabis medicinal y entrerriana. El jefe de policía marca, quizá, las razones de la dilatada reglamentación: mayores estudios sobre las plantaciones, el modo en que se llevarán a cabo, y las medidas de seguridad que lógicamente, como institución dedicada a la protección de la ciudadanía, interesen al respecto.
  3. A través de su jefe, las fuerzas policiales manifiestan preocupación ante el autocultivo de cannabis con fines medicinales de lxs vecinxs de la provincia, circunstancias, que según Maslein, podrían confundirse con actividades delictivas, reñidas con la ley provincial (N° 10.566) que combate el microtráfico/narcomenudeo de estupefacientes.

Contenido relacionado: Argentina deberá capacitar a funcionarixs policiales y judiciales

Desde luego, que mi intención con esta columna de reflexión no es cargar contra el Jefe de la Policía, pues entiendo, que más allá de los matices propios, los problemas que observamos en otras provincias son similares en los últimos meses. Me refiero al enfoque sobre el Reprocann, la autorización emitida por el Ministerio de Salud de la Nación que permite el cultivo, consumo, tenencia y transporte de cannabis con fines de uso terapéutico.
 
 
La ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, junto al presidente del Colegio de la Abogacía de Entre Ríos, Alejandro Canavesio, en la reunión donde el Colegio propuso capacitar a la Policía de Entre Ríos sobre Cannabis medicinal.

Es responsabilidad política de las máximas autoridades del gobierno definir el enfoque policial sobre los derechos que otorga el Reprocann.
En definitiva, el alto jefe de las fuerzas manifiesta una “bajada de línea” sintonizada con una perspectiva punitiva residual, que continúa caracterizando al gobierno provincial, pese al cambio de paradigma que significa la ley entrerriana de cannabis medicinal.

Con sus declaraciones, vemos que las capacitaciones o la formación necesaria que requieren los agentes de seguridad, todavía no llegó a nuestra provincia.

Lo que está en cuestión, es la denominada “política criminal”, que las fuerzas de seguridad tienen impedido postular, porque la responsabilidad es de las instituciones democráticas y constitucionales. En el caso de nuestra provincia, la conducción de esa política depende del Poder Ejecutivo y su Ministerio de Gobierno y Justicia. Y también estriba en el Ministerio Público Fiscal, que delinea las directivas contra el crimen.

La contradicción marcada por Enz, ocurre entre la autorización de autocultivo medicinal que emitiría el gobierno provincial y la venta de pequeñas cantidades de estupefacientes. Esta situación de “choque” entre leyes, como marcó el entrevistador de Maslein, puede resolverse mediante el diálogo pacífico entre los principales actores, ciudadanía por un lado y Estado por el otro.

Una acción positiva en este tema, fue la formación a fuerzas de seguridad que ocurrió en la vecina provincia de Santa Fe, a instancias de la Asociación de Usuarixs y Profesionales para el Abordaje del Cannabis y otras drogas (AUPAC). La actividad fue el pasado 25 de Junio y participaron decenas de funcionarixs, tanto de las Fuerzas de Seguridad como del Gobierno y sus respectivos Ministerios. El objetivo fue informar y concientizar sobre el uso de cannabis medicinal y las nueva reglamentación de la ley nacional de cannabis medicinal que creó el Reprocann.

Formación en cannabis medicinal a la policía de la provincia de Santa Fe.

Un ensayo parecido se dió en noviembre del pasado 2021 en un compromiso entre el Ministerio de Gobierno y Justicia y el Colegio Público de la Abogacía, pero hasta hoy, las capacitaciones y el acercamiento al diálogo no tienen fecha; pese al esfuerzo e interés de la Institución que nuclea a los y las profesionales de la abogacía.

El disparador de aquel compromiso de capacitaciones, fue luego de la entrada en vigencia de la ley 10.894, que dispone dichas capacitaciones expresamente en su artículo 18. Pero también ocurrió luego de una requisa ilegal a un joven paranaense; acción que mereció un duro mensaje de la Justicia, ordenando que se notifique al Jefe de la Policía sobre el contenido de la sentencia; promoviendo la instrucción a las fuerzas en relación a la confección de las actas y a las detenciones sin orden judicial.

¿Qué debería hacerse con las drogas?

Con tu apoyo hacemos periodismo que cuestiona la salud moral del prohibicionismo.

Periodismo sobre sustancias psicoactivas con enfoque de derechos humanos. Dosis de información que expanden la conciencia.

MATE es producción de Mateína Comunicación. Derechos compartidos. 2022.

Con tu apoyo hacemos periodismo que cuestiona la salud moral del prohibicionismo.

Periodismo sobre sustancias psicoactivas con enfoque de derechos humanos. Dosis de información que expanden la conciencia.

MATE es producción de Mateína Comunicación. Derechos compartidos. 2021.

Compartir por Email