fbpx
Amy Winehouse: ¿Sobredosis o Abstinencia?
Amy Winehouse practicó la abstinencia hasta su muerte, el 23 de julio de 2011. Unas botellas de vodka dispararon las alarmas de los medios de comunicación por todo el mundo. Según David Nutt, la conmoción fue una oportunidad perdida para hablar de los riesgos del alcohol. En el Día Internacional de Concientización sobre la Sobredosis, ahondamos en las causas que llevaron al fallecimiento de la artista y reflexionamos sobre los tratamientos abstencionistas hegemónicos.

Amy Winehouse nació el 14 de septiembre de 1983. Los datos biográficos los dejamos en Wikipedia. En esta columna vamos a explorar el hilo conductor que parece unir a todos los libros y documentales hechos sobre ella: la salud mental.

Después del éxito de su segundo álbum (2006), muchas personas se burlaron de Amy por decirle “No, No, No” a la rehabilitación de su policonsumo de sustancias. Este chiste lírico se tomó como verdad; que pasaría a persistir sobre su uso de crack y heroína. En la actualidad, se rumorea bastante sobre una biopic, Back to Black, como su álbum homónimo.

Para un tema delicado como es la sobredosis, en un momento delicado, buscaremos un balance entre la ciencia y los derechos humanos. Y por esa misma razón se van a contraponer discursos que parecen un indeciso vaivén.

Adicción: ¿de quién es la culpa?

Dos años después de la muerte de la artista, el psiquiatra y quien fuera asesor principal del Gobierno británico, David Nutt, afirmó que el fallecimiento de la cantante podría haber sido una “oportunidad” para hablar del uso, abuso y drogadependencia de sustancias. De paso recomendamos su podcast. El profesor Nutt fue despedido en 2009, después de publicar un artículo científico donde se advertía que el alcohol era potencialmente más dañino que otras sustancias ilícitas.

Ahora bien, esta no es una cruzada contra el alcohol. Amy Winehouse falleció por “envenenamiento por alcohol” y ninguna otra sustancia fue encontrada en su organismo. Casi dos meses después de su muerte Mitch Winehouse, padre de Amy, sugirió otra manera de ver lo sucedido: «Bebía en exceso y se desintoxicaba en exceso». Varias fuentes confirman que Amy permaneció totalmente sobria durante un par de semanas antes de morir, aunque muchas personas se burlaron de su comportamiento errático en su última aparición pública, el 21 de julio de 2011. Ese día estaba sobria. Lo mismo aplica para la transmisión vía satélite de los Grammys del 2008. Según las memorias de Tyler James, cantante y amigo de Amy, ella caminaba horas y horas en la cinta de gimnasio que tenía en su casa, cada vez que practicaba la abstinencia.

Los riesgos del Síndrome de Abstinencia Alcohólica

Pero, ¿qué riesgos tiene la abstinencia de alcohol? Repasemos. Los síntomas varían de persona a persona, pero puede ser una afección grave. Las personas que beben mucho y dejan de hacerlo de golpe sufren el Síndrome de Abstinencia Alcohólica y pueden experimentar síntomas como ansiedad, temblores y convulsiones.

Cuando los SAA son graves pueden generar delirium tremens, como explicó a MATE Mauro Armada, médico psiquiatra que trabaja en Sanatorio Laprida, Clínica San Felipe, Clínica del Sur de Rosario y en el Hospital Granaderos a Caballo de San Lorenzo.

Contenido relacionado: Prohibir la venta de alcohol puede ser letal

Armada explica que el delirium tremens “es una de las peores formas de evidenciar la abstinencia alcohólica, la mortalidad se eleva hacia alrededor del 20% sin un tratamiento médico, lo cual es altísimo”. Este cuadro se presenta en un pequeño porcentaje de alcohóliques. Según una investigación de 2006, ocurre aproximadamente al 5% de las personas que tienen dependencia y suprimen el consumo sin tratamiento sustitutivo.

Volviendo al caso de Amy, diversos medios hicieron eco y plantearon la misma pregunta sobre el tratamiento higienista y abstencionista que reina en el modelo médico hegemónico. Un tratamiento que los psicólogos lacanianos y algunes médiques no sugieren como la única solución a la adicción al alcohol.

A la lista, sumamos un testimonio menos conocido, el del Doctor Robert Le Fevre, quién en octubre de 2011, también apuntó a lo mismo y explicó que la pérdida de tolerancia en un cuerpo como el de Amy (que padecía de bulimia y su índice de masa muscular era bajo), propiciaba una respuesta fisiológica que podría haber sido letal. En este sentido, el doctor hizo hincapié en que todos los organismos son diferentes y que las rutinas entran en juego. Incluso, argumenta que Amy no falleció exactamente de envenenamiento por alcohol sino por la falla de su hígado y varios órganos dañados por el alcohol.

Esto último es lo que exploró David Nutt en su libro “Drink?: the new science of alcohol and health. Además, el profesor Nutt dedicó el estudio y el ejemplo de este caso en numerosas ocasiones, desde la ciencia y la empatía que caracterizan sus trabajos. Actualmente, aquel artículo por el que perdió su trabajo, ha sido citado más de mil veces por la comunidad científica. Otra cosa que le preocupa a Nutt es cómo proyectamos estos papers hacia la sociedad y especialmente, cómo le hablamos a les jovénes sobre el tema.

Amy Winehouse: “No quiero morir”

 Esas habrían sido las últimas palabras que Amy le dijera a su doctor. Dionne Bromfield, ahijada (musical y en la vida real) también resaltó que en Amy no había señales de una persona que quería acabar con su vida, sino todo lo contrario. En el documental Amy Winehouse & Me: Dionne Story (2021, MTV), Dionne nos propone la importancia del diálogo y las redes de contención en torno al uso de sustancias; impulsando a un debate que no sea ajeno a la vida diaria sino que lo integremos para prevenir, acompañar y reducir daños. Así como también, encontró puntos en común con el dolor de otros cercanos a gente que padece éstas problemáticas y que compartir el dolor suaviza la herida.

La Industria Musical: entre el dinero y la salud

Otro tema ampliamente debatido es cómo las exigencias de la industria afectan a las personas; cómo el sistema puede acercarles a consumos problemáticos aunque no los tuvieran antes. Sobre este punto, varias artistas reflexionan en lo abusivo que es el concepto de “fama”, la casi disolución del límite de la vida privada e íntima y que todo sea registrado en los medios y en redes sociales; generando una sensación de agobio y de que la identidad de la persona se ve soslayada por la inminente dificultad de ser otra cosa que los medios pretenden que sean.

No obstante, citando el irónico sentido del humor de Amy, «Los periódicos de hoy son solo el periódico de pescado y papas fritas de mañana, así que no me molesta» en alusión a una antigua costumbre londinense. Por otro lado, ella conocía el funcionamiento de los medios de comunicación por haber trabajado de periodista para emanciparse económicamente y luego dejarlo por su contrato con 19 Management.

“El caso es que todas las noticias son buenas noticias, y si una persona lee el periódico y piensa ‘¿Qué? ¿Ella golpeó a quién? ¿Dijo qué? y es tipo ‘Ella debe estar loca- voy a comprar su álbum. Debe ser cool porque está chiflada’. Si una persona hace eso, entonces está bien.” – ITV 2007.

En las entrevistas realizadas por Asif Kapadia para el documental Amy (2015), Yasiin Bey (también conocido como Mos Def), reflexionó sobre vivir en el Spotlight, sobre la importancia del auto-cuidado y priorizar la salud. La industria carece de las herramientas para cuidarte, está ahí para generar el dinero y el trabajo que la propia industria necesita para mantenerse.

“Ella era una gran estrella… los paparazzis estaban encima de ella y ella realmente no sabía cómo ser esa cosa que estaba hecha para ser o ser empujada a ser por su propio éxito (…). Así que se convirtió en el espectáculo para los medios y eso no fue muy divertido de presenciar”.

Salud Mental: ¿un nuevo marco para la fama?

Luego de tantos documentales, lecturas, revistas, diarios, libros, muestras, exposiciones, museos y un largo etcétera, es notable el giro de tratamiento mediático que ha ocurrido con Amy Winehouse; especialmente en la recién nacida, segunda década del siglo XXI. En Reclaiming Amy (2021), sus amigas comentan todas sobre la relevancia que ha cobrado la salud mental para entender lo que pasaba con Amy y lo que a ellas mismas les sucedía en torno a lo que vivieron; parece eterna la sanación de una herida cuando la música de Amy todavía se escucha por la radio. Pero en la década pasada era un tema aún tabú para ser abordado:

“Todas esas cosas de las que tenemos mucho más conocimiento ahora pero no lo teníamos en ese momento” y más adelante continúan “Ese era el problema.. El alcoholismo… la adicción… era un subproducto de algo más profundo que necesitaba ser abordado; y eran cuestiones de salud mental. Ella no quería admitir que tenía problemas de salud mental porque era un momento en el que todavía era como: ‘Dios, van a encerrarme si digo que estoy lidiando con mi salud mental’. La gente no lo entendía”.

Amy Winehouse sí fue a rehabilitación. Y su familia fundó Amy Winehouse Foundation en conmemoración.

En el Día de la Sensibilización por Sobredosis, sostenemos que es efectivamente prevenible. Amy Winehouse nos invita a reflexionar que la abstinencia podría no ser un abordaje universal en un tratamiento por consumo problemático. En otras palabras, la abstinencia no es para todes.

Hoy por hoy, la política de drogas que prevalece en el discurso médico y transversal a la seguridad pública es el de “No Consumas”; cómo método preventivo. Sin embargo, la prevención está en la reducción de daños y en las alternativas para que el sujeto paciente pueda encontrar en la consulta otras vías y salidas. Esto es, para que en el caso de no lograr el estándar de “limpieza” de sustancias, el sujeto paciente no sea un péndulo oscilante entre recaídas y remisiones. El objetivo es mejorar la calidad de vida y salvar vidas.

Bonus track: los discos favoritos de Amy

Por último, les dejamos a la mismísima Amy Winehouse recomendarles algunos de sus álbumes favoritos, durante una entrevista del año 2004:

  1. Mos Def – Black on Both Sides (1999)
  2. Busta Rhymes – When Disaster Strikes (1997)
  3. Sarah Vaughn – Sarah Vaughan w Clifford Brown (1955)
  4. Lauryn Hill – The Miseducation of Lauryn Hill (1998)
  5. Thelonious Monk – Thelonious Monk Plays Duke Ellington (1956)
  6. De La Soul – AOI: Bionix (2001)
  7. Donny Hathaway – Donny Hathaway Live (1972 )
  8. Dinah Washington – Miss D (1957)
  9. Salt N Pepa – Very Necessary (1993)
  10. Soweto Kinch – Conversations with the Unseen (2003)

¿Qué debería hacerse con las drogas?

Con tu apoyo hacemos periodismo que cuestiona la salud moral del prohibicionismo.

Periodismo sobre sustancias psicoactivas con enfoque de derechos humanos. Dosis de información que expanden la conciencia.

MATE es producción de Mateína Comunicación. Derechos compartidos. 2022.

Con tu apoyo hacemos periodismo que cuestiona la salud moral del prohibicionismo.

Periodismo sobre sustancias psicoactivas con enfoque de derechos humanos. Dosis de información que expanden la conciencia.

MATE es producción de Mateína Comunicación. Derechos compartidos. 2021.

Compartir por Email