Ilustración Échele Cabeza

Guía rápida para gestionar el “bajón” por drogas

Después de ir de fiesta es importante tomar medidas para cuidar nuestra salud. Para estar en condiciones óptimas y enfrentar la rutina diaria debemos reponer la energía y los nutrientes necesarios para el cuerpo y el sistema nervioso central. Recuperá el equilibrio de tu bienestar y evitá el bajón con estas recomendaciones de Échele Cabeza.

Por Juan Camilo Carvajal | Lic. Biología. | Par multiplicador en Échele Cabeza*

Como sabés, después de una buena fiesta siempre viene la calma, y el descanso es la piedra angular para volver en óptimas condiciones a las exigencias de la rutina diaria así que el preparar tu cuerpo para reponer la energía, aminoácidos, proteínas y azucares gastados por el cuerpo y sistema nervioso central(6)la noche anterior es fundamental para evitar la depresión, la ansiedad, la desmotivación y en algunos casos la paranoia que pueda presentarse los días, horas e instantes siguientes a la fiesta.

El bajón producido por las drogas no es más que la actividad neuronal buscando regresar a su equilibrio habitual(1)(4). Cuando consumes sustancias legales e ilegales, el que te sientas con mayor desinhibición, empatía, energía, placer o alteración de la percepción, más que por la sustancia que estas injiriendo, es por el producto de una sobre estimulación y liberación de los neurotransmisores con los que se comunican las neuronas (7). Un aumento en la liberación de neurotransmisores altera tu sensación y percepción del mundo. Mayores niveles de serotonina te hace sentir más feliz, de dopamina más placer, de cannabinoides más tranquilidad, con adrenalina más energía y estado de alerta, etc (7)(5).

Sin embargo, en esta área se aplica muy bien la ley de que más es menos. Entre más se estimulen los receptores sinápticos y más liberación de neurotransmisores haya, menos reservas habrá para reponer en la comunicación neuronal los instantes después de la fiesta y más agudo aun cuando te excedes y mezclas (8). Imagina por un instante que tienes un auto de carreras con el tanque de gasolina lleno y estas a punto de participar en una carrera profesional. En el instante en que inicia la carrera, activas el turbo forzando al motor a quemar toda su gasolina antes de tiempo y aunque llegas al final, tu motor ya no tiene combustible y si lo sigues forzando a mediano y largo plazo puedes estropearlo. Lo más sensato seria dejarlo descansar y reposar para que siga funcionando de manera óptima y eficiente en el tiempo. Eso mismo ocurre con tus neurotransmisores, tu sistema nervioso y tu cuerpo.

Concentrémonos entonces, ahora, en mantener lleno el “tanque de combustible” y que el sistema nervioso siempre tenga sus proteínas, minerales y aminoácidos esenciales que le permitan reponer pronto su equilibrio con los menores efectos secundarios. Que, si la fiesta es inevitable y el uso de sustancias también, estés preparado y preparada para atender tu cuerpo, tus emociones y neurotransmisores.

 Recomendaciones generales para tratar el bajón con cualquier droga legal e ilegal
  1. Usá algún multivitamínico:

Después de la fiesta, de preferencia antes de que vayas a dormir o en la primera hora al despertarte, consume algún suplemento multivitamínico que te aporte los minerales, vitaminas y aminoácidos esenciales a tu cuerpo, pues ellos son los “ladrillos” que necesitaran tus neuronas para metabolizar y producir nuevos neurotransmisores(9). Si no le aportas la materia prima a tu organismo para que se reponga, él buscara de manera natural obtenerla de otros lugares como otros neurotransmisores o algunos azucares de tu cuerpo generando dolores, calambres, malestar general, etc.

 

  1. Descansá

No esta demás buscar el descanso y la tranquilidad para que el regreso al equilibrio del sistema nervioso ocurra de manera suave y agradable. Si sigues con la fiesta al “remate” no le estarás dando tiempo suficiente a tus neuronas para reponerse por lo que se esforzara aún más y necesitaran más tiempo y más atención para recuperarse. Busca la calma y realiza actividades que te produzcan bienestar, felicidad y emociones positivas.

 

  1. Alimentate bien y mantente hidratado.

Los alimentos te aportan la materia prima para mantenerte con vida. Entre más naturales y más verdes sean los alimentos que consumas, más pronto recuperaras tu equilibrio corporal y emocional haciendo que el bajón, en el mejor de los casos, desaparezca más pronto de lo que imaginas. Consume frutas, verduras, legumbres e hidrátate constantemente. Agua y té suelen ser las mejores opciones.

 

  1. Realizá ejercicio – solo si crees que puedes hacerlo

Si sientes que tu cuerpo te lo permite y sin excederte, realiza ejercicio, de preferencia cardiovascular o aeróbico para que se acelere la circulación y el metabolismo celular y así puedas oxigenar tu cuerpo provocando una aceleración en la eliminación de las sustancias oxidativas que quedaron como rezago en tu cuerpo por efecto de la sobre estimulación neuronal. Estírate, muévete y actívate de manera leve y agradable.

El bajón en algunas sustancias
  • Cannabis:

Cuando se estimula el sistema endocannabinoide con THC y CBD, aumenta la liberación de ácidos grasos como la Anandamida y el 2-araquinodilglicerol (2-AG)(10)quienes tienen una influencia directa sobre los neurotransmisores GABA responsables de la inhibición y el glutamato en la excitación neuronal (11)por lo que el bajón característico del cannabis siempre viene acompañado con algo de confusión mental, desmotivación, irritación, “enchonché”, apertura de apetito y en algunos casos depresión.

Cómo pilotearlo:

Además de evitar el consumo repetido y habitual y que pueda provocar una dependencia química, la mejor manera de contrarrestar sus efectos negativos luego de su uso suele ser con buena hidratación, alimentación saludable y actividades que inspiren y generen emociones y sensaciones positivas. El cannabis al tener su propio mecanismo de receptores específicos, a diferencia del resto de la mayoría de sustancias conocidas, su recuperación suele ser más pronta y más llevadera.

  • Éxtasis:

La MDMA o 3,4-metilendioximetanfetamina, más conocida como éxtasis, es una sustancia empatógena perteneciente a la familia de las anfetaminas sustituidas. La MDMA una vez que ingresa al sistema nervioso aumenta la actividad de los neurotransmisores de serotonina, norepinefrina y dopamina (12). El bajón característico suele presentarse como los efectos contrarios a los producidos por la sustancia siendo los más comunes depresión, ansiedad, paranoia, irritación, apatía, malestar corporal, insomnio, perdida del apetito y cansancio.

Cómo pilotearlo:

Después de la fiesta la mejor recomendación suele ser brindarle a tu cuerpo por medio de algún multivitamínico los materiales necesarios para que reponga la caída brusca de neurotransmisores producida después del consumo de la sustancia. La administración del suplemento triptófano también puede ayudar a una mejora rápida en la recuperación del bajón. Se sugiere buen descanso junto a una alimentación saludable e hidratación además de evitar más estímulos o el consumo de otras sustancias para una rápida recuperación.

  • Alcohol

El etanol es la droga psicoactiva más consumida en el mundo. Es el ingrediente activo de bebidas como la cerveza, el vino y licores destilados. Su consumo causa los efectos característicos de intoxicación por alcohol conocida comúnmente como “embriaguez”. En el cerebro el alcohol aumenta los niveles de diferentes neurotransmisores, principalmente el GABA, responsable de los efectos inhibitorios dando como resultado una supresión de la actividad del sistema nervioso central (13). Los efectos más comunes producto del bajón de alcohol o “guayabo” suelen caracterizarse por deshidratación, malestar general, dolor de cabeza y extremidades, hipersensibilidad a la luz y al sonido fuerte, ansiedad e irritación gastrointestinal, entre otros.

Cómo pilotearlo:

Una buena hidratación junto a una saludable alimentación suelen ser el aliado perfecto para aliviar el guayabo. Hidratarse con alguna bebida con electrolitos tipo suero fisiológico, Gatorade o similares suele ayudar a reponer la hidratación perdida por efecto del alcohol. Descansar y usar algún analgésico en caso de un dolor agudo suelen también ayudar a aliviar las molestias corporales. Es importante también evitar el uso de otras sustancias psicoactivas, pues pueden generar alguna sinergia hepatotóxica o parecida y complicar la recuperación.

  • Cocaína:

La benzoilmetilecgonina o cocaína es un alcaloide tropano y fuerte estimulante del sistema nervioso central. Cuando atraviesa la barrera hematoencefálica, la cocaína actúa como un simpaticomimético que imita los efectos de neurotransmisores aminas como la dopamina, norepinefrina, serotonina y noradrenalina al inhibir y excitar los receptores específicos en las terminales pre y pos sinápticas (14)(15). El bajón que suele presentarse de manera más común luego del consumo de cocaína se expresa con algunos efectos como desasosiego, irritabilidad y ansiedad, en algunos casos puede también aparecer temblores, espasmos musculares, vértigos y paranoia.

Cómo pilotearlo:

La mejor recomendación siempre será, además del consumo de dosis bajas y un lavado nasal con solución salina después de su uso y antes de dormir, consumir algún suplemento multivitamínico para reponer la caída de los niveles de neurotransmisores estimulados. Se recomienda también descansar, mantenerse hidratado, alimentarse saludablemente y evitar redosificar o consumir otras sustancias estimulantes para un optima recuperación del bajón característico de la cocaína.

  • LSD:

La dietilamida del ácido lisérgico más conocida como trip, ácidos o cuadros es una sustancia psicodélica que altera la percepción sensorial y emocional del usuario. A nivel neuronal, aunque tiene como preferencia lo receptores serotoninérgicos 5-HT (16), también se logra anclar a receptores dopaminérgicos Dhaciéndole un psicodélico atípico entre su familia (17). Esta droga psicoactiva a pesar de que es “relativamente segura” por su rápida tolerancia, su bajón característico luego de su consumo se presenta en forma de embotamiento y cansancio emocional, confusión mental, desmotivación y en algunos casos cuando se presenta un “mal viaje” paranoia, psicosis y ansiedad.

Cómo pilotearlo:

Al igual que con el uso de MDMA por su afinidad a los recetores de serotonina, la recomendación suele ser la misma. Tomar algún suplemento multivitamínico después de la fiesta, descansar y una buena alimentación junto a suficiente hidratación ayuda a reponer de manera optima y hacer mas leve el bajón, sin embargo, esta al ser una sustancia psicodélica sus experiencias místicas y sensoriales también requieren de descanso por lo que tomarse un tiempo para la reflexión y la integración de las experiencias también puede ayudar a hacer mas llevadero y valiosa la recuperación y el aprendizaje de la misma.

  • “Tusi”:

El “Tusi” o mal llamada “cocaína rosada” es, según datos obtenidos por el servicios de análisis de sustancias del proyecto échele cabeza, un preparado de diversas sustancias que, aunque su receta varia de “cocinero a cocinero”, presenta de manera general un depresor, un disociativo, un anestésico, un estimulante y algún medicamento psicoactivo de prescripción médica (18). Esta, al ser una mezcla de sustancias y que en muchos casos pueden ser desconocidas, presenta un bajón agudo por una sobre estimulación de varios neurotransmisores al mismo tiempo por lo que sus riesgos, así como su recuperación requerirá de más tiempo y más cuidado (19). Los efectos del bajón mas comunes se presentan como una mezcla de efectos secundarios de varias sustancias, siendo desmotivación, letargo emocional, confusión mental, depresión, ansiedad, irritación, paranoia, cansancio, insomnio, vértigos, entre otros.

Cómo pilotearlo:

La principal estrategia para contrarrestar los efectos secundarios del “tusi” se encuentran en las recomendaciones generales expuestas en el apartado anterior. Algún suplemento multivitamínico, descanso, alimentación saludable, hidratación, ejercicio aeróbico y evitar el consumo de otras sustancias mientras el cuerpo se encuentra en recuperación es la mejor manera de llevar el bajón. Es muy importante identificar si el bajón, se convierte en síndrome de abstinencia caracterizado por dolores musculares, nauseas, irritabilidad, calambres pues esto puede ser por algún ingrediente de tipo opiáceo (heroína, metadona, morfina, fentanilo farmacéutico) que este generando esta situación.

*Esta nota fue publicada originalmente por Échele Cabeza.

Referencias:
  1. Sanghavi, B. J., Wolfbeis, O. S., Hirsch, T., & Swami, N. S. (2015). Nanomaterial-based electrochemical sensing of neurological drugs and neurotransmitters. Microchimica Acta182(1), 1-41.
  2. Hunter, B., Zornetzer, S. F., Jarvik, M. E., & McGaugh, J. L. (1977). Modulation of learning and memory: effects of drugs influencing neurotransmitters. In Drugs, Neurotransmitters, and Behavior(pp. 531-577). Springer, Boston, MA.
  3. Berends, H. I., Nijlant, J. M., Movig, K. L., Van Putten, M. J., Jannink, M. J., & IJzerman, M. J. (2009). The clinical use of drugs influencing neurotransmitters in the brain to promote motor recovery after stroke; a Cochrane systematic review. Eur J Phys Rehabil Med45(4), 621-630.
  4. Kruk, Z. L. (2014). Neurotransmitters and drugs. Springer.
  5. Webster, R. (Ed.). (2001). Neurotransmitters, drugs and brain function. John Wiley & Sons.
  6. Iversen, L. (Ed.). (2013). Drugs, neurotransmitters, and behavior. Springer Science & Business Media.
  7. Gołembiowska, K., Jurczak, A., Kamińska, K., Noworyta-Sokołowska, K., & Górska, A. (2016). Effect of some psychoactive drugs used as ‘legal highs’ on brain neurotransmitters. Neurotoxicity research29(3), 394-407.
  8. Blakely, R. D., & Edwards, R. H. (2012). Vesicular and plasma membrane transporters for neurotransmitters. Cold Spring Harbor perspectives in biology4(2), a005595.
  9. Wilcox, M., Viola, R. W., Johnson, K. W., Billington, A. P., Carpenter, B. K., McCray, J. A., … & Hess, G. P. (1990). Synthesis of photolabile precursors of amino acid neurotransmitters. The Journal of Organic Chemistry55(5), 1585-1589.
  10. Elphick MR, Egertová M (2001). “The neurobiology and evolution of cannabinoid signalling”. Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences. 356 (1407): 381–408.
  11. Pertwee RG (2006). “The pharmacology of cannabinoid receptors and their ligands: An overview”. International Journal of Obesity. 30: S13–S18.
  12. Meyer, Jerrold S (21 de noviembre de 2013). «3,4-methylenedioxymethamphetamine (MDMA): current perspectives» (en inglés). US National Library of Medicine National Institutes of Health.
  13. Collins SE, Kirouac M (2013). “Alcohol Consumption”. Encyclopedia of Behavioral Medicine: 61–65.
  14. Cheng MH, Block E, Hu F, Cobanoglu MC, Sorkin A, Bahar I (2015). “Insights into the Modulation of Dopamine Transporter Function by Amphetamine, Orphenadrine, and Cocaine Binding”. Frontiers in Neurology. 6: 134
  15. Azizi SA (December 2020). “Monoamines: Dopamine, Norepinephrine, and Serotonin, Beyond Modulation, “Switches” That Alter the State of Target Networks”. The Neuroscientist
  16. Nelson DL (February 2004). “5-HT5 receptors”. Current Drug Targets. CNS and Neurological Disorders. 3 (1): 53–8.
  17. Marona-Lewicka D, Thisted RA, Nichols DE (July 2005). “Distinct temporal phases in the behavioral pharmacology of LSD: dopamine D2 receptor-mediated effects in the rat and implications for psychosis”. Psychopharmacology180(3): 427–35.
  18. https://www.echelecabeza.com/2cb-vs-tusibi-color-o-mal-llamada-cocaina-rosada/
  19. https://www.echelecabeza.com/sino-es-2cb-tuci-entonces-que-es/